sábado, 11 de febrero de 2017

¿Por qué un curso magistral?


Como su nombre lo indica, va a contracorriente de lo que se escucha hoy en el campo educativo. Se oye hablar en términos despectivos de lo magistral; se alega que las clases no deben ser magistrales, sino 'participativas'. Bueno, esta jerga ya lleva bastante tiempo y nada que puede dar testimonios de sus bondades. Solamente da testimonio de no poder dar cuenta de qué dice… pero, claro, lo dice en un contexto donde no parece necesario dar cuenta de nada: en el campo educativo los conceptos suelen amontonarse, no interdefinirse.